Gerencia y Negocios   Acerca de | Mapa del site | Recomiéndenos | Hacer página de inicio |
PARTICIPE
 
Reciba nuestro boletín
Sus artículos en deGerencia
Su Web en deGerencia
Su firma en deGerencia
Síganos en Twitter
Nuestro contenido en RSS
Descargue nuestra barra
Contáctenos


EN deGerencia.com
Mapa del site
Temas de Gerencia
Negocios por país
Artículos
   recientes | populares
Actualidad
   noticias | populares
MBA
Formación Gerencial
Videos
Firmas
Colaboradores
   recientes | populares
Enlaces
   recientes | populares
Libros
   recientes | populares
Bolsa de Empleos
Glosario
Boletines
Encuestas
Eventos
Aliados
Contáctenos
Encuesta
¿Cual de las siguientes redes sociales utiliza con más frecuencia?
Facebook
Twitter
Linkedin
Xing
MySpace
Otra
Ninguna

Mas encuestas...

Votos: 46587

ALIADOS

Resumido.com

EmpleoFuturo.com

deRevistas.com

ForeignMBA.com
Más aliados >


DE INTERES






 

Fallos, errores, vicios en el pensamiento cotidiano

AUTOR(A): Jose Enebral Fernandez TEMA: Desarrollo Personal PUBLICADO: 27/11/2017
OPCIONES
Comentar artículo
Leer comentarios
Contactar a Jose Enebral Fernandez>
MAS INFORMACION
Artículos relacionados
Más sobre: Desarrollo Personal
Perfil de: Jose Enebral Fernandez
Otros artículos del autor
Identifiquemos vicios y errores (nuestros o percibidos en los demás) en las cavilaciones cotidianas. Quizá quepa relacionarlos con una educación que ha preterido el pensamiento crítico, aunque también responderían a circunstancias, intereses, sentimientos, inquietudes, mentalidades, etc. La lista siguiente recoge resultados de un prolongado brainstorming informal entre colegas consultores. Podemos encontrar algunos solapes y hasta formulaciones en que se mezcla lo cognitivo con actitudes o actuaciones; pero puede que el conjunto resulte revelador.

Sí, en ocasiones falta rigor o disciplina en nuestros procesos cognitivos, sin ser conscientes de ello. Tomemos conciencia y tratemos de cultivar un pensamiento de calidad, penetrante y autocontrolado, tras las conclusiones más acertadas. Veamos:


  • A veces opinamos con ligereza, faltos de información-conocimiento.

  • Nos precipitamos en las inferencias y las desplegamos sin rigor.

  • Queriendo manipular, acudimos a la grandilocuencia y la adulación.

  • No estudiamos lo suficiente las causas y consecuencias.

  • Olvidamos que algunas consecuencias piden tiempo para dejarse ver.

  • En las reuniones, tomamos decisiones más por cansancio que por consenso.

  • Se ve que no desarrollamos bien la empatía emocional ni la cognitiva.

  • Perdemos el foco, nos vamos por las ramas y acaso no retornamos.

  • No buscamos la verdad, sino aquella información que avala nuestras tesis.

  • Mostramos nula o baja receptividad al feedback.

  • No aprovechamos la experiencia ajena, la subestimamos.

  • Al optar, al elegir, tendemos a tomar el camino más cómodo.

  • Los argumentos, las ideas, se nos ocurren a destiempo.

  • A veces resultamos extravagantes cuando queremos ser creativos.

  • Nos falta amplitud de miras y tomar otras perspectivas.

  • No sabemos callarnos a tiempo y prolongamos discusiones en vano.

  • Irrumpimos en espacios de responsabilidad-incumbencia ajenos.

  • Nos empeñamos en llevar razón y desmontar argumentos de los demás.

  • Soltamos rollos que no vienen a cuento ni interesan.

  • Nos cuesta detectar, admitir y rectificar los errores cometidos.

  • En reuniones, hacemos preguntas inútiles o inoportunas.

  • A veces nos cuesta cambiar de asunto de golpe, aparcar temas.

  • Subestimamos la inteligencia y creatividad ajenas.

  • Las preocupaciones nos bloquean el cerebro.

  • Nos dejamos impresionar por las formas, en perjuicio de los fondos.

  • Desdibujamos y adulteramos los conceptos a conveniencia.

  • Nos creemos buenos en casi todo, cuando solo lo somos en algo.

  • Somos imprecisos o tendenciosos al establecer conexiones o analogías.

  • Creemos ver las cosas como son, pero las vemos desde una mentalidad particular.

  • Nos falta humildad y la soberbia estrecha nuestras miras.

  • El empeño en justificarnos nos lleva a veces al absurdo o lo grotesco.

  • Tardamos demasiado en madurar y resultamos bastante primarios.

  • No escuchamos, no dialogamos; son monólogos sucesivos.

  • Nos engañamos a nosotros mismos, para neutralizar la conciencia de delit .

  • A menudo preferimos que nos lo den pensado: es pereza intelectual.

  • En ocasiones reducimos los problemas a falsos dilemas.

  • Nos cuesta gobernar nuestra atención, concentrarnos, mantener el foco.

  • Hacemos análisis superficiales que nos llevan a conclusiones erróneas.

  • Confundimos la intuición con la sospecha, la conjetura, la suposición o el deseo.

  • Fundimos-confundimos la brillantez dialéctica con el hecho de llevar razón.

  • Establecemos metas equivocadas o demasiado ambiciosas.

  • Nos falta tolerancia al estrés, a la concurrencia de tareas-asuntos.

  • No controlamos nuestra propia voluntad, y queremos controlar otras.

  • Interesada o erróneamente, atribuimos determinadas opiniones a los demás.

  • Subordinamos el sentido común a nuestra lectura del protocolo-norma.

  • Incurrimos en malentendidos, en falsas interpretaciones.

  • Fallamos en el modus operandi y acaso damos palos de ciego.

  • Somos demasiado ingenuos-crédulos, o demasiado escépticos.

  • Desplegamos argumentaciones o alegaciones débiles, inconsistentes.

  • En ocasiones tenemos razón, pero la perdemos con las formas.

  • A veces matamos moscas a cañonazos.

  • Elegimos equivocadamente con demasiada frecuencia y en temas trascendentes.

  • Damos en falso por concluidas las tareas, o por solucionados los problemas.

  • Pensamos (sociocentrismo) de modo muy influido por el grupo a que pertenecemos.

  • Buscamos nuestro beneficio, sin importar mucho el de los demás.

  • Nos falta flexibilidad cognitiva (importantísima) y emocional.

  • En la tarea, no pensamos tanto en el resultado como en el informe que haremos.

  • No nos conocemos a nosotros mismos, ni sabemos cómo nos ven los demás.

  • A mitad del camino, se nos olvida la meta.

  • Son los deseos, y no las realidades, los que orientan deducciones y conclusiones.

  • No somos auténticamente empáticos, ni siquiera cuando creemos serlo.

  • En lo cultural-moral, tenemos creencias arraigadas que deberíamos revisar.

  • Desaprovechamos la ayuda de la intuición genuina.

  • Cuando falta información, tendemos a dar por buenas las suposiciones y conjeturas.



Ideas como estas (y otras que el lector aportaría desde su propia perspectiva y experiencia) nos vienen ciertamente a la cabeza cuando queremos identificar frecuentes fallos o trampas en el pensamiento cotidiano; en el nuestro, o en el de quienes nos rodean. Frente a todo ello, el pensador crítico, el que trata de contrastar su información y razonar siempre con esmero, cuestiona sus procesos cognitivos en beneficio del buen juicio al que aspira.

Parece que, entre otras carencias, nos falta especialmente autocontrol al pensar; con frecuencia nos falta desplegar el propio control de calidad cognitiva. Seamos, seamos sí, conscientes de nuestros fallos, sean los mencionados u otros.


Información Legal

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1) se publique tal como está, sin alteraciones
  2) se haga referencia al autor (Jose Enebral Fernandez)
  3) se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4) se provea un enlace al artículo original (http://www.degerencia.com/articulo/fallos-errores-vicios-en-el-pensamiento-cotidiano)
  5) se provea un enlace a los datos del autor (http://www.degerencia.com/jenebral)
Artículos Relacionados
La gente buena
La familia, primera escuela de valores
Hacer de la vida algo extraordinario
¿Te preocupa quedarte estancada? Actúa para crecer profesionalmente
El dominio personal en la Cuarta Edad
Aprende a trascender
3 Recomendaciones para determinar si aguantar o cambiar en tu negocio o profesión
Exaltar la espiritualidad y los resultados en las empresas
Aprender a servir
Qué hacer cuando las cosas no salen como esperabas
A la caza de oportunidades
Paraqueciendo
Cómo identificar la mejor opción para iniciar tu proyecto (personal o profesional)
Cómo superar el miedo al fracaso
El imperio de los sentidos (Parte II)
El imperio de los sentidos (Parte I)
Resultados, cómo conseguir que sean buenos estando orientadas/os
5 cosas a las que tienes que poner límites ya (y como hacerlo)
Reflexiones de un gerente
Las Ventajas de llevar un diario personal
Otros artículos del Autor
Activemos la empatía, que resulta cardinal
Cuidado, no se atrofie el pensamiento
Profesionalidad y dirección por objetivos
De la singular polisemia del liderazgo
Cardinal, el conocimiento
Evitemos la lideratitis
De objetivos y estrategias
Discrepando en las reuniones
Estrategias para la innovación
Cuidado con la atención
En torno a los libros de empresa
Cuatro décadas de gestión por competencias
Definiendo la integridad
¿Qué hay de la formación por objetivos?
Los directivos no progresan adecuadamente
E-learning, de la información al conocimiento
El directivo-líder no deja de ser humano
Tras un funcionamiento óptimo de las empresas
Memes y mentalidades en la gestión de personas
Proactividad en el aprendizaje
Comentarios sobre el artículo
>>> El artículo no tiene comentarios <<<
Enviar el artículo a un@ amig@
Utilice este formulario para enviar un artículo a hasta tres personas. La(s) persona(s) que usted indiquen recibirán un correo electrónico invitándolos a leerlo. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Su e-mail: *
Persona 1: Nombre *
E-mail *
Persona 2: Nombre
E-mail
Persona 3: Nombre
E-mail
Su mensaje: *
Comente este artículo
Utilice este formulario para agregar su comentario sobre este artículo, el tema que trata o el autor. Todos los comentarios son revisados, para evitar aquellos inapropiados. De ser aprobado, su mensaje aparecerá abajo en un máximo de 48 horas. Por favor introduzca su comentario una sola vez. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Nos visita de: *
Su e-mail: *
Sus datos: *
Su comentario: *
   
  
Negocios con China - Como invertir - Negocios en USA - Franquicias - Finanzas Personales - Gerencia del Cambio - Educacion Gerencial - Empowerment - Gerencia del Conocimiento - PYME - Empresas familiares - Outsourcing - Manejo del estrés - Carrera y Empleo - Efectividad


Contáctenos AQUI
Copyright 2001-2017 por Blade Media LLC