Gerencia y Negocios   Acerca de | Mapa del site | Recomiéndenos | Hacer página de inicio |
PARTICIPE
 
Reciba nuestro boletín
Sus artículos en deGerencia
Su Web en deGerencia
Su firma en deGerencia
Síganos en Twitter
Nuestro contenido en RSS
Descargue nuestra barra
Contáctenos


EN deGerencia.com
Mapa del site
Temas de Gerencia
Negocios por país
Artículos
   recientes | populares
Actualidad
   noticias | populares
MBA
Formación Gerencial
Videos
Firmas
Colaboradores
   recientes | populares
Enlaces
   recientes | populares
Libros
   recientes | populares
Bolsa de Empleos
Glosario
Boletines
Encuestas
Eventos
Aliados
Contáctenos
Encuesta
¿Cual de las siguientes redes sociales utiliza con más frecuencia?
Facebook
Twitter
Linkedin
Xing
MySpace
Otra
Ninguna

Mas encuestas...

Votos: 46363

ALIADOS

ForeignMBA.com

deRevistas.com

EmpleoFuturo.com

Resumido.com
Más aliados >


DE INTERES






 

La cosa es buscarle

AUTOR(A): Juan Manuel González Cerda TEMA: Carrera y Empleo PUBLICADO: 13/04/2009
OPCIONES
Comentar artículo
Leer comentarios
Contactar a Juan Manuel González Cerda>
MAS INFORMACION
Artículos relacionados
Más sobre: Carrera y Empleo
Perfil de: Juan Manuel González Cerda
Otros artículos del autor
Esta semana estuve en Monterrey y pude constatar la gran preocupación de la gente acerca de los despidos de personal que muchas empresas han iniciado ya. Los despidos, anunciados en unas empresas y en otras esperados por los empleados como consecuencia del temor que la crisis ha creado, dejarán sin trabajo a mucha gente. Entre otras empresas, un grupo transnacional ya anunció el recorte de ochocientas personas y otro que entre sus filiales produce productos de aleación de aluminio, ya inició desde hace varias semanas el tan temido despido. Muchas empresas se están reestructurando en busca de mayor eficiencia y han tenido que indemnizar a empleados valiosos, no por falta de capacidad o por malos resultados sino porque las cargas de trabajo se han repartido entre un número menor de empleados para adelgazar la nómina.

Cuando se anuncian los despidos en una empresa y éstos se llevan a cabo repartidos en varias semanas o quincenas, la empresa se vuelve totalmente improductiva porque los empleados enfrentan con zozobra la situación de no saber si les tocará el despido y la fecha en que se los notificarán. En cada semana o quincena durante los despidos, el personal que todavía está en la empresa se dedica al rumor y a los comentarios sobre los despedidos sin tener mente mara otra cosa y eso no es vida. “Prefiero una verdad que me mate y no una duda que me asesine”, así decía un compañero exigiendo que le dijeran si le tocaría el despido cuando experimentamos la reestructura en el grupo Alfa en Monterrey durante la crisis de 1982.

Los despidos de personal por causa de la crisis económica que vivimos trasladan y agudizan dicha crisis al ámbito familiar de quienes pierden su trabajo. Por lo general las personas que se convierten en desempleados, una vez que se recuperan de la sorpresa y toman conciencia de la situación, reaccionan de manera negativa ante quienes tratan de ayudarlos ofreciéndoles consejos y su respuesta común es “no me des consejos, mejor dame trabajo”. Pero después de un cierto tiempo, variable según el tipo de persona, se muestran abiertos a las sugerencias de sus amigos, se vuelve realidad aquel dicho que dice que “el perdido a todas le va”.

Un conocido diario regiomontano recomendaba el domingo pasado qué hacer cuando el desempleo se hace presente en la familia; mencionaba que cuando la crisis entra por la puerta, no debemos permitir que el amor y la armonía familiar se salgan por la ventana y tenemos que hacer algo más que cerrar la ventana. Es cierto que la estabilidad emocional en el seno familiar está muy ligada a la estabilidad financiera y cuando ésta se ve amenazada, surgen el estrés y la inquietud entre los miembros de la familia.

Decirle al que perdió su trabajo que guarde la entereza y mantenga en alto su autoestima es casi como insultarlo y burlarse de él; las primeras reacciones que se experimentan con el despido son la sorpresa, la incredulidad, el enojo y la autodefensa, y lo mismo pasa con los demás miembros de la familia cuando se enteran del despido. El despido afecta a toda la familia sobre todo cuando los hijos ya están en edad de darse cuenta de la situación. La crisis provocada en la familia por el despido de uno de sus miembros se manifiesta principalmente en lo emocional. De esta manera todos los miembros de la familia se deben preparar emocionalmente para organizar sus pensamientos para ayudar a racionalizar y hacer durar lo más que se pueda el dinero que se tenga para enfrentar la situación de la mejor manera y para ayudar al desempleado a mantenerse motivado para conseguir empleo de nueva cuenta.

Las sugerencias ante la pérdida del empleo son las siguientes: si perdiste tu empleo, debes enfrentar la situación y no ocultarla, el quedarse sin trabajo no debe ser motivo de vergüenza o para sentirse humillado, no le des al problema una dimensión que no tiene, aunque en estos momentos te parezca el problema más grande del mundo. Comenta con tu pareja y con tus hijos el problema y ponlos al tanto de la situación. El anuncio de una bebida tiene como lema “La cosa es buscarle”, efectivamente, no pierdas tiempo encerrándote en tu casa, busca las oportunidades por todos los medios a tu alcance y durante el tiempo que estés en casa, trata de ser productivo haciendo algo de provecho, convive con tus familiares, evita el alcohol y las drogas. Identifica a las personas de tu circulo de amigos y conocidos que crees que te pueden ayudar y acude a ellos.

Planea tus gastos de los próximos meses y gasta solo lo estrictamente indispensable, no esperes a que quede poco de tu indemnización para empezar a dosificarla. Es lógico que en algunos momentos sientas que la situación te gana y ello te pone triste y te desespera, pero si estos momentos en que te doblas se vuelven frecuentes o son permanentes, busca ayuda. Si crees que el apoyo espiritual te fortalecerá y te ayudará a mantenerte con fe y esperanza, no dudes en pedirlo (¡y vaya que sí fortalece y ayuda¡). La autoestima es el motor interior que te ayudará a mantenerte fuerte, sobre todo en circunstancias adversas como el desempleo, no permitas que tu autoestima se derrumbe y busca otro empleo de inmediato haciendo todo lo que esté a tu alcance hacer sin escatimar el más mínimo esfuerzo. No te cierres a otras opciones de trabajo distintas a las que tenías, ten la mente abierta a nuevas posibilidades, ello puede convertir la crisis en oportunidad. No lo olvides: “La cosa es buscarle”.

Información Legal

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1) se publique tal como está, sin alteraciones
  2) se haga referencia al autor (Juan Manuel González Cerda)
  3) se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4) se provea un enlace al artículo original (http://www.degerencia.com/articulo/la_cosa_es_buscarle)
  5) se provea un enlace a los datos del autor (http://www.degerencia.com/jmgc)
Artículos Relacionados
Cómo extender tu vida laboral durante 50 años
Aprender a trabajar
¿Eres feliz en tu trabajo?
Las profesiones del futuro
4 verdades sobre la conciliación laboral y familiar
7 recomendaciones que te ayudarán a cambiar de trabajo
Cómo cambiar de trabajo durante la crisis
Consejos para sobrevivir en el trabajo donde estás atrapado
Sin entusiasmo no hay paraíso
Talentos cotidianos: identifica tu talento
Haga de su trabajo un hobby
Su pasado...le condena?
Empaquétate, etiquétate y véndete . . .
Cuando lo que espera de su empleo no se cumple
¿Por qué, qué es lo que provoca que sus supervisados lo abandonen o simplemente lo “despidan”?
Tácticas para ganarle a la exclusión laboral
¿Por que no pase la entrevista laboral?
Algunos Efectos de la inmigración ilegal en la economía
Se cambia jubilación por trabajo
Manual básico para la consecusión de empleo
Otros artículos del Autor
Saltamontes Milenarios
Para que no te sustituya un robot
La gente buena
Hacer de la vida algo extraordinario
Empresa a punto de ser comprada
Empleados comprometidos con su trabajo
Cinco generaciones trabajando juntas
El lado oscuro del retiro
Suspirar por un milagro
La fuerza de ventas competitiva
Es la fuerza de ventas, amigo...
La felicidad de todos
Burned out
Está por verse
La nueva fuerza de trabajo
Por qué la gente se resiste a cambiar
Mal jefe: Lo que estamos dejando de hacer
El mejor momento para empezar a usarlas
El Plan B y el Plan C
¡Felices sueños!
Comentarios sobre el artículo
>>> El artículo no tiene comentarios <<<
Enviar el artículo a un@ amig@
Utilice este formulario para enviar un artículo a hasta tres personas. La(s) persona(s) que usted indiquen recibirán un correo electrónico invitándolos a leerlo. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Su e-mail: *
Persona 1: Nombre *
E-mail *
Persona 2: Nombre
E-mail
Persona 3: Nombre
E-mail
Su mensaje: *
Comente este artículo
Utilice este formulario para agregar su comentario sobre este artículo, el tema que trata o el autor. Todos los comentarios son revisados, para evitar aquellos inapropiados. De ser aprobado, su mensaje aparecerá abajo en un máximo de 48 horas. Por favor introduzca su comentario una sola vez. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Nos visita de: *
Su e-mail: *
Sus datos: *
Su comentario: *
   
  
Negocios con China - Como invertir - Negocios en USA - Franquicias - Finanzas Personales - Gerencia del Cambio - Educacion Gerencial - Empowerment - Gerencia del Conocimiento - PYME - Empresas familiares - Outsourcing - Manejo del estrés - Carrera y Empleo - Efectividad


Contáctenos AQUI
Copyright 2001-2017 por Blade Media LLC