Gerencia y Negocios   Acerca de | Mapa del site | Recomiéndenos | Hacer página de inicio |
PARTICIPE
 
Reciba nuestro boletín
Sus artículos en deGerencia
Su Web en deGerencia
Su firma en deGerencia
Síganos en Twitter
Nuestro contenido en RSS
Descargue nuestra barra
Contáctenos


EN deGerencia.com
Mapa del site
Temas de Gerencia
Negocios por país
Artículos
   recientes | populares
Actualidad
   noticias | populares
MBA
Formación Gerencial
Videos
Firmas
Colaboradores
   recientes | populares
Enlaces
   recientes | populares
Libros
   recientes | populares
Bolsa de Empleos
Glosario
Boletines
Encuestas
Eventos
Aliados
Contáctenos
Encuesta
¿Cual de las siguientes redes sociales utiliza con más frecuencia?
Facebook
Twitter
Linkedin
Xing
MySpace
Otra
Ninguna

Mas encuestas...

Votos: 44754

ALIADOS

ForeignMBA.com

EmpleoFuturo.com

Resumido.com

deRevistas.com
Más aliados >


DE INTERES






 

¿Oportunidad o Problema?: Una respuesta nada convencional

AUTOR(A): Félix Socorro TEMA: Habilidades gerenciales PUBLICADO: 18/02/2009
OPCIONES
Comentar artículo
Leer comentarios
Contactar a Félix Socorro>
MAS INFORMACION
Artículos relacionados
Más sobre: Habilidades gerenciales
Perfil de: Félix Socorro
Otros artículos del autor
Muchas veces he observado cómo un superior, ya sea en grandes reuniones o en pequeños encuentros, corrige a uno de sus subordinados cuando éste expresa que se ha enfrentado a un problema; en una postura segura y confiada le indica que no se trata de tal cosa, que lo que ha encadado es una oportunidad.

Ese mismo patrón se repite en las aulas de clases, entre amigos y conocidos que han experimentado algún curso o adiestramiento donde se les ha sugerido cambiar la palabra “problema” por “oportunidad” y la expresan con tal convicción que aquel que ha utilizado la palabra, esa que se espera sea omitida por el común, se siente desconcertado o aleccionado.

Pero resulta que la mayoría de las tendencias positivistas, en su afán por programar el lenguaje e introducir formas de apreciar las situaciones desde un ángulo que denote menos conflicto y más oportunidades de éxito, se olvidan que no solo las cosas deben llamarse por su nombre, sino que no hay nada mejor para generar avances y revoluciones que enfrentar un problema.

De acuerdo a la Real Academia Española, la palabra “problema” debe ser entendida como: una “cuestión que se trata de aclarar. Una proposición o dificultad de solución dudosa. Un conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin. Un planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos” o bien “un disgusto, una preocupación”.

Detengámonos en el concepto “planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos”. Este se ajusta perfectamente al campo administrativo y gerencial, donde es muy común pedir a las personas que no hablen de problemas sino de oportunidades, y sirve para explicar el punto que nos ocupa.

Antes de proseguir es prudente señalar qué debe entenderse por “oportunidad” de acuerdo a la misma fuente, no es otra cosa que: “Sazón, coyuntura, conveniencia de tiempo y de lugar”.

Interesante, ¿no?

Si bien es cierto que lo que se pretende con el uso de la palabra “oportunidad” en lugar de “problema” es erradicar la connotación negativa que suele adjudicársele a esta última, no es menos cierto que se está desvirtuando un concepto adecuado a causa de la imaginativa y uso errado del verbo en el diario acontecer.

No hay nada mejor que enfrentar un problema. Los problemas exigen la recolección de datos, su análisis, el estudio de variables, escenarios, probabilidades de ocurrencia y, lo que es mejor, ingenio, rapidez y tino. Todo ello parte de lo que se supone ha de ser considerado ciencia, ya sea ortodoxa o heterodoxa, siga lineamientos o los proponga. Ya sea académica o empírica, siempre se requerirá de todo lo mencionado para llegar a la respuesta y encontrar la solución.

Los problemas ponen a prueba la creatividad, pero no son oportunidades, pues justamente se presentan en los momentos menos adecuados y en los lugares más inesperados, todo lo contrario al concepto que se expresa de ellas.

Ahora bien, no faltará quien diga que justamente eso es lo que hace a los problemas una oportunidad, pues al aparecer el problema se tiene la oportunidad de demostrar el talento que le ha hecho merecedor de la posición que se ostenta en la empresa o que se desea ocupar. Y sí, es una forma de verlo, pero no la que más se ajusta a la definición.

Los problemas no son nada negativo, aunque pueden causar malestar o disgusto, pues afectan nuestros estados de ánimo y sobre todo la efímera estabilidad y sensación de control en cualquier etapa de nuestras vidas, pero sin ellos no habría incógnita que despejar ni formas de aplicar el conocimiento o crearlo.

Las oportunidades por su parte son como puertas que se abren con un específico nivel de exigencias para pasar a través de ellas, si se abre la puerta correcta en el momento correcto y con los talentos correctos se pasará por ellas fácilmente, si no surgirá un problema, una incógnita que despejar ¿qué falló? ¿qué cualidades no he desarrollado aún? ¿por qué no estaba preparado cuando la oportunidad apareció?

A las cosas hay que llamarlas por su nombre, cambiar su denominación no las hace mejores ni peores, en todo caso lo que se debe cambiar es la percepción de las mismas. Un problema es un problema y hay que llamarlo y aceptarlo como tal. Encararlo y superarlo encontrando soluciones adecuadas que agreguen valor. Las oportunidades en cambio son atajos que se presentan para acortar el camino, si se está preparado cuando aparecen.

Lo que sí ha de ser una exigencia sine qua non es que debemos dejar de ver los problemas como unidades, pues al aparecer lo hacen siempre acompañados por varias soluciones, la única diferencia es que los problemas pueden ser vistos de inmediato pero las soluciones requieren de mayor dedicación para visualizarlas, así que cuando exprese que tiene un problema no puede dejar la frase incompleta, debe decir: Tengo un problema sí… ¡pero múltiples soluciones! (aunque aún no las vea).

Información Legal

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1) se publique tal como está, sin alteraciones
  2) se haga referencia al autor (Félix Socorro)
  3) se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4) se provea un enlace al artículo original (http://www.degerencia.com/articulo/
oportunidad_o_problema_una_respuesta_nada_convencional
)
  5) se provea un enlace a los datos del autor (http://www.degerencia.com/fsocorro)
Artículos Relacionados
Activemos la empatía, que resulta cardinal
Profesionalidad y dirección por objetivos
La orientación al logro, otro desafío para el éxito gerencial
Top 10 características de un mal gerente
Cuidado con la atención
3 Tips que te ayudarán en tu asertividad
Componentes de la actitud
La proactividad
Una aproximación a las competencias gerenciales elementales
Empoderamiento (empowerment) – parte II
Cómo saber identificar una buena oportunidad
Empoderamiento (empowerment) – parte I
¿Conoces el tipo de poder que ejerces?
Mal jefe: Lo que estamos dejando de hacer
No es lo mismo… El valor del entusiasmo
¿Somos Buenos Gerentes?
Latinoamericano resilientes o morir en el subdesarrollo
Calidad directiva tras la prosperidad
Simplicidad inteligente
Formación actitudinal para los controladores españoles
Otros artículos del Autor
Decálogo sugerido para el uso apropiado de LinkedIn
La Planificación estratégica y las PYMES
¿Por qué contratar a un mentor en las pymes?
Ghost Marketing: Una breve aproximación al concepto
¿Fortunam mea o mea culpa en el 2011?
El marketing según papá noel
Las redes sociales y las organizaciones: “Me conecto, luego existo”
Ocuparse o Preocuparse: ¿He ahí el dilema?
Planes para retener al talento humano: ¿Tan mal está su empresa?
Tips de la Gestión del Talento Humano para los Jefes Workaholics
La seguridad industrial y la función cognitiva
Cuando escuchamos decir “no lo veo” y “no me gusta” - Selección y Subjetividad – Cuarta parte
Empleados sin sueños, empresas sin almas
Sentido de pertenencia: ¿Un valor contradictorio?
Ética, Ética empresarial y Responsabilidad social: Un punto de vista
Autismo Organizacional: Un diagnostico no deseado
El proceso de selección y el gato de Schrödinger
Retrospectiva: Cuando ir hacia adelante significa volver a atrás
¿Los árboles no dejan ver el bosque? ¡Absurdo!
Las metas y “La Ley de la Repulsión”: ¿Sabe cómo usarla?
Comentarios sobre el artículo
>>> El artículo no tiene comentarios <<<
Enviar el artículo a un@ amig@
Utilice este formulario para enviar un artículo a hasta tres personas. La(s) persona(s) que usted indiquen recibirán un correo electrónico invitándolos a leerlo. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Su e-mail: *
Persona 1: Nombre *
E-mail *
Persona 2: Nombre
E-mail
Persona 3: Nombre
E-mail
Su mensaje: *
Comente este artículo
Utilice este formulario para agregar su comentario sobre este artículo, el tema que trata o el autor. Todos los comentarios son revisados, para evitar aquellos inapropiados. De ser aprobado, su mensaje aparecerá abajo en un máximo de 48 horas. Por favor introduzca su comentario una sola vez. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Nos visita de: *
Su e-mail: *
Sus datos: *
Su comentario: *
   
  
Negocios con China - Como invertir - Negocios en USA - Franquicias - Finanzas Personales - Gerencia del Cambio - Educacion Gerencial - Empowerment - Gerencia del Conocimiento - PYME - Empresas familiares - Outsourcing - Manejo del estrés - Carrera y Empleo - Efectividad


Contáctenos AQUI
Copyright 2001-2016 por Blade Media LLC