Gerencia y Negocios   Acerca de | Mapa del site | Recomiéndenos | Hacer página de inicio |
PARTICIPE
 
Reciba nuestro boletín
Sus artículos en deGerencia
Su Web en deGerencia
Su firma en deGerencia
Síganos en Twitter
Nuestro contenido en RSS
Descargue nuestra barra
Contáctenos


EN deGerencia.com
Mapa del site
Temas de Gerencia
Negocios por país
Artículos
   recientes | populares
Actualidad
   noticias | populares
MBA
Formación Gerencial
Videos
Firmas
Colaboradores
   recientes | populares
Enlaces
   recientes | populares
Libros
   recientes | populares
Bolsa de Empleos
Glosario
Boletines
Encuestas
Eventos
Aliados
Contáctenos
Encuesta
¿Cual de las siguientes redes sociales utiliza con más frecuencia?
Facebook
Twitter
Linkedin
Xing
MySpace
Otra
Ninguna

Mas encuestas...

Votos: 45786

ALIADOS

deRevistas.com

Resumido.com

EmpleoFuturo.com

ForeignMBA.com
Más aliados >


DE INTERES






 

Por qué nunca acabas lo que empiezas y cómo solucionarlo

AUTOR(A): Aida Baida Gil TEMA: Desarrollo Personal PUBLICADO: 06/11/2013
OPCIONES
Comentar artículo
Leer comentarios
Contactar a Aida Baida Gil>
MAS INFORMACION
Artículos relacionados
Más sobre: Desarrollo Personal
Perfil de: Aida Baida Gil
Otros artículos del autor
¿Te consideras una persona con poca voluntad, que posterga las cosas y nunca acaba lo que empieza? Mucha gente me escribe comentándome que no son perseverantes, que no acaban lo que empiezan, que lo postergan todo o que no tienen voluntad. Y hace poco vi un vídeo de una de mis mentoras, Marie Forleo, que es perfecto para esta situación y te lo resumo aquí junto con mi opinión y experiencia personal.

Terminar las cosas es simple y llanamente un hábito, una costumbre. Es como lavarse los dientes. Si no te los lavas nunca te da una pereza terrible, ¿verdad? Pero si te acostumbras a hacerlo, te pasa lo contrario, te los tienes que lavar ¡o sufres! Y de hecho no tienes ni que pensarlo. Pues esto es lo mismo, si no acabas lo que empiezas es simplemente porque no estás acostumbrada y es cuestión de crear ese hábito.

¿Cómo creas el hábito? Aquí es donde Marie Forleo recomienda cuatro cosas:

1. Deja de pensar que tienes que disfrutar del proceso en todo momento. Este consejo es magnífico. Parece que cuando haces algo que te gusta tienes que estar disfrutando todo el tiempo y si no, es que algo va mal y ¡no es así! Incluso aunque disfrutes la mayor parte del tiempo (que puede no ser el caso tampoco), hacer cosas es difícil y duro. Por ejemplo, por mucho que te guste escribir, escribir un libro es muy duro; o preparar una comida para 25 personas si eres chef, o escribir un blog y ser constante, u organizar una exposición de fotos. Siempre hay partes duras y partes que te gustan menos (o nada). Todo cuesta y no todo es siempre diversión, hay que ser consciente de eso.

Apúntate esto, la diferencia entre un aficionado y un profesional es que el profesional acaba las cosas cueste lo que cueste. Así que tenlo en cuenta porque estamos hablando de tu profesión, tu eres una profesional y las profesionales de éxito acaban lo que empiezan, aunque sea duro. Eso sí, tienes que saber distinguir esto de autosabotaje de obligarte acabar las cosas, porque no es lo mismo acabar lo que es importante, que perder el tiempo porque no eres capaz de dejar algo inacabado.

2. Empieza por las cosas pequeñas. ¿Cómo te las arreglas con las pequeñas tareas del día a día? Por ejemplo, leer y responder emails, publicar en las redes sociales (si lo haces), contestar a clientes, etc. ¿Acabas lo que empiezas o tienes un batiburrillo de cosas a medias? Es decir, ¿tu problema de no acabar lo que empiezas se extiende también a las pequeñas actividades del día a día? Esto es muy importante porque los grandes proyectos están formados por pequeñas tareas y si no eres capaz de acabar pequeñas cosas tampoco lo harás con las grandes.

Así que a partir de ahora cuando estés contestando un email, por ejemplo, no pases a otro y lo dejes a medias. Empieza y acaba uno a uno. O si te pones a pagar facturas, no dejes algunas para luego, acaba lo que empieces. Una vez que empieces a controlar las pequeñas cosas, las grandes se cuidarán ellas solas, ya lo verás.

3. Que no sea opcional. La cosa está clara, cuando no te queda más opción que hacer algo, lo haces. Te cueste más o menos, te guste más o menos. Si mañana tienes que entregar un informe o si no te echan, mañana lo tienes listo, da igual lo largo que sea. Si tienes que renovar el pasaporte este mes, lo renuevas. Cuando no te queda otra acabas las cosas. Y aquí es donde Marie añade algo especialmente interesante (en mi opinión): la razón por la que no acabamos las cosas es porque nos damos opciones para no hacerlo, porque valoramos más las promesas que hacemos a los demás que las que nos hacemos a nosotros mismas. Como dice ella: “Si quieres ser responsable, mantén las promesas que le haces a los demás. Si quieres tener éxito mantén las promesas que te haces a ti mismo.”

4. Una última recomendación, la dieta de proyectos. Si eres una persona activa o emprendedora seguro que enseguida te apuntas a todo proyecto que te parezca interesante, pero si luego no acabas ni la mitad estás perdiendo tiempo y energía. Así que a partir de ahora, como le decía a una clienta hace poco, a subirse al tren del no o,como dice Marie en su vídeo, a hacer dieta de proyectos. Escoge uno y hasta que no lo acabes no cojas otro. Nada de llenarte el plato con mil cosas para , al final, no acabar ninguna…


Acostúmbrate a acabar una cosa antes de empezar otra y adelantarás más. Y ya sé lo que estás pensando:” Sí, claro, tu no tienes ni idea de la cantidad de cosas que tengo que hacer para ayer, imposible hacer solo una”. Error. Si sigues haciéndolo todo a la vez no acabarás nada. Escoge una, las más importante en este momento, acábala y empieza otra. Pruébalo, no pierdes nada y puede que te cambie la forma de hacer las cosas.

Así que dime, ¿cuál de estas cuatro estrategias te parece más interesante o te vas a animar a probar?


Información Legal

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1) se publique tal como está, sin alteraciones
  2) se haga referencia al autor (Aida Baida Gil)
  3) se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4) se provea un enlace al artículo original (http://www.degerencia.com/articulo/
por-que-nunca-acabas-lo-que-empiezas-y-como-solucionarlo
)
  5) se provea un enlace a los datos del autor (http://www.degerencia.com/coachdelaprofesional)
Artículos Relacionados
La gente buena
Cuidado, no se atrofie el pensamiento
La familia, primera escuela de valores
Hacer de la vida algo extraordinario
¿Te preocupa quedarte estancada? Actúa para crecer profesionalmente
El dominio personal en la Cuarta Edad
Aprende a trascender
Exaltar la espiritualidad y los resultados en las empresas
Aprender a servir
A la caza de oportunidades
Paraqueciendo
Cómo superar el miedo al fracaso
El imperio de los sentidos (Parte II)
El imperio de los sentidos (Parte I)
Resultados, cómo conseguir que sean buenos estando orientadas/os
Reflexiones de un gerente
Las Ventajas de llevar un diario personal
Aprender a lograr
¿Tiene usted un plan de acción para alcanzar sus objetivos?
El cambio, un desafio personal
Otros artículos del Autor
3 Recomendaciones para determinar si aguantar o cambiar en tu negocio o profesión
5 Recomendaciones para tener resultados en tu negocio
Qué hacer cuando las cosas no salen como esperabas
Cómo identificar la mejor opción para iniciar tu proyecto (personal o profesional)
5 cosas a las que tienes que poner límites ya (y como hacerlo)
Cómo recuperar la ilusión por lo que haces
Cómo saber si realmente quieres algo
Qué hacer cuando tienes que volver a empezar de cero
¿Bloqueada? 3 tipos de parálisis y las soluciones
Cómo eliminar el miedo a la competencia
Qué hacer cuando tienes demasiadas ideas (o pasiones)
3 Ideas que obstaculizan el crecimiento de tu negocio o proyecto
Dos normas básicas para motivar a los que te rodean
6 cosas a considerar para administrar mejor tu tiempo
Cómo saber identificar una buena oportunidad
¿Conoces el tipo de poder que ejerces?
Cómo invertir tu dinero (y otros recursos) en lo que de verdad importa
¿Te sientes culpable cuando no estás trabajando? Prueba esto
¿Qué es lo que te detiene? 4 falsos obstáculos que detienen tu progreso
¿Qué te falta para poder empezar?
Comentarios sobre el artículo
>>> El artículo no tiene comentarios <<<
Enviar el artículo a un@ amig@
Utilice este formulario para enviar un artículo a hasta tres personas. La(s) persona(s) que usted indiquen recibirán un correo electrónico invitándolos a leerlo. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Su e-mail: *
Persona 1: Nombre *
E-mail *
Persona 2: Nombre
E-mail
Persona 3: Nombre
E-mail
Su mensaje: *
Comente este artículo
Utilice este formulario para agregar su comentario sobre este artículo, el tema que trata o el autor. Todos los comentarios son revisados, para evitar aquellos inapropiados. De ser aprobado, su mensaje aparecerá abajo en un máximo de 48 horas. Por favor introduzca su comentario una sola vez. Los campos marcados con * son obligatorios.
Su nombre: *
Nos visita de: *
Su e-mail: *
Sus datos: *
Su comentario: *
   
  
Negocios con China - Como invertir - Negocios en USA - Franquicias - Finanzas Personales - Gerencia del Cambio - Educacion Gerencial - Empowerment - Gerencia del Conocimiento - PYME - Empresas familiares - Outsourcing - Manejo del estrés - Carrera y Empleo - Efectividad


Contáctenos AQUI
Copyright 2001-2016 por Blade Media LLC